Wrecking Ball

We Take Care of Our Own

We Take Care of Our Own

Aquí está mi chapucilla, ha quedado bastante mal.

Es más facil hacer un Jungleland, porque las canciones de antes eran música tocada con instrumentos, sin más. Tocas lo mismo que ellos, y suena a lo mismo que ellos. Con las canciones de ahora más o menos tocas lo poco que distingues y no llega a sonar parecido, así que tampoco me he molestado demasiado.

No me he currado las cuerdas y he hecho un montón de capas de guitarras a lo bestia sin tener muy en cuenta el original. Lo importante es que ya podéis ensayarla para poder cantarla a voz en grito en Mayo :)

Sobre la canción…

¿Cuál es el mínimo exigible a un artista de esta categoría? para mi esa es la cuestión. Todos sabemos que no va a haber un nuevo Thunder Road, pero tampoco tendría por qué haber un nuevo Queen Of The Supermarket.

Creo que We Take Care Of Our Own cumple con el mínimo exigible porque no es ni una cosa ni la otra, pero se podrían decir muchas cosas sobre ese bombo a negras, sobre esos violines, esas palmas, esos coros del final…

Como canción es mediocre, seguramente este buen hombre estará rodeado de pelotas y nadie le dice las cosas claras. Pero como suena a pop moderno y no ofende demasiado, misión cumplida. Además en directo funcionará, muy al estilo de The Rising y Lonesome Day.

Por otra parte, como tantas otras veces, parece que para él lo más importante es el mensaje. Esta canción ya la escribió hace treinta años, pero en aquella ocasión iba de Vietnam, ahora la cosa es el Katrina. Quien quiera malinterpretarla tiene barra libre para cantarla lleno de orgullo porque la frase del estribillo está hecha con esa mala idea, parece el himno de los marines.

Probablemente podría haberse convertido en ese buen himno malinterpretado como Born In The USA. Pero la canción no puede cantarse con alegría como un buen “que viva España” de Manolo Escobar. La melodía tan lineal, vaga y poco inspirada no da para tanto.

Lo importante para él supongo que es volver a meterse en un charco y que le caigan collejas de todas partes. Él sabrá, yo no necesito estas soflamas, y me parece que la sociedad de su pueblo tampoco, ya somos todos mayorcitos y sabemos cómo están las cosas.

Me hacen gracia esas crónicas que dicen que está “más enfadado que nunca”. Cualquiera se le acerca a pedirle la hora, a lo mejor te dice “¡¡vayase a la mierda!!” como Fernando Fernán Gomez. Probablemente estas tonterías las escribe alguien que no lo vio cantar Badlands enfadado en el 78.

Este es el Bruce Springsteen que tenemos, es lo que hay, a lo mejor no nos merecemos más. Parecía que con Rajoy iban a cambiar las cosas, pero no se está notando mucho :)