Saltear al contenido principal

Straight Time

A Straight Time le tengo un cariño especial. Hace mil años hice una versión eléctrica y recuerdo que gustó mucho a mis amigos. Siempre oía en mi cabeza esta canción con banda, por alguna razón.

Es la primera canción de «The Ghost of Tom Joad» que os presento aquí. Es un disco complicado de grabar para este manazas, porque hay que tocar muy bien la guitarra acústica, y tener una buena librería de violines, que yo no tengo.

En esta versión se pueden oir diferentes instrumentos de lata, bastante lamentables, pero el resultado final es lo suficientemente aceptable como para ponerla aquí, y que algún loco la disfrute. Aún así, ya imagino que no es una de vuestras preferidas.

«The Ghost of Tom Joad» es probablemente el único disco que me parece «bueno», de entre sus discos «acústicos», o en solitario, y perdón por las comillas. Nebraska está en otra categoría, no tiene nada que ver. Pero creo que no hay comparación entre esto y «Devils and Dust«, que a mi me parece un buen rollazo.

Estas historias son muy directas, no hay tanto rollo como en el Devils, y las canciones son notoriamente mejores. A mi este disco me deprime, pero me parece realmente bueno. Luego ya se ocupó el tipo ese de la gorra de destrozar The Ghost of Tom Joad, la canción, a su manera, pero eso es otra historia.

Got out of prison back in ’86, y desde entonces intento portarme bien, pero es todo un infierno. Tengo un trabajo de mierda, tengo una mujer, procuro hacer las cosas bien, pero tengo dentro ese picor que a veces me tienta a volver a esa antigua vida que acaba mal.

Mi mujer realmente no se fía de mi, porque en cualquier momento se me puede ir la pinza. La verdad es que estoy fuera de la prisión, pero sigo teniendo malas compañías, y vivo como si todavía estuviera dentro.

¿Quién puede contar esa historia de una manera tan directa sin parecer un telediario? Intenta contar tú una historia, con datos, pero a la vez de forma poética por así decirlo, y que no suene ni a una cosa ni a la otra, y te quedes con la sensación de que ese tío que salió de la carcel existe, y entiendes lo que le pasa.

Y musicalmente puedes sentir ese asqueo de todo, esa amargura de vivir una vida de mierda, pero sobre todo, monotonía.

Es mucho nivel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba