Born To Run

Born To Run

Si Thunder Road es la mejor canción de la historia, Born To Run podría ser perfectamente la segunda.

Springsteen tardó seis meses en grabar esta canción, lo cual explica la extraña grabación que nos ha dejado para la historia en el disco Born To Run. Suena muy raro, y él mismo se ríe del asunto en un documental reciente, enseñando los millones de arreglos que fueron desechados.

No obstante Born To Run es una canción tan increíble que ni siquiera él fue capaz de cargársela en aquel disco. De hecho ni siquiera yo me la he cargado, me ha quedado muy digna, modestia aparte y tal.

La versión que he escogido es la de la caja Live, y la grabé con mucho respeto, se podría decir incluso que con miedo. Crees que no vas a estar a la altura, porque estás grabando algo tan mítico que te parece imposible que te vaya a quedar bien.

Pero vas grabando las pistas y de repente mágicamente se produce ese momento que yo voy buscando cuando hago estas cosas: hay un trocito, una nota, un detalle, que suena muy parecido al original. Gané.

En la liturgia springsteeniana del directo, todos sabemos lo que significa esta canción. Luces encendidas iluminando a todo el público, en ese momento final, o casi final, en el que todo parece posible, todo alcanza un grado mítico, y millones de gargantas gritan los épicos coros para acabar la canción.

Pero va en serio. No es un Dancing In the Dark, es algo diferente que de verdad te da ganas de correr, y aunque la banda nunca va a tocar como en los 70, esta es una de esas pocas canciones que aún conservan su frescura, a pesar de la lentitud actual.

Por supuesto la letra está llena de referencias a New Jersey, como la Highway 9, o el Amusements Park, y narra una situación urgente, se nota que el protagonista está loco por vivir la vida, y echar a correr ya mismo con Wendy.

Quizá por esas referencias fue seriamente considerada para ser el himno oficial del estado de New Jersey, hasta que alguien se dio cuenta de que no parecía muy buena idea que el himno del estado fuera una canción que habla de salir corriendo de allí.

Para muchos de nosotros Born To Run fue una de las primeras canciones que oímos, pero más importante aún, es que fue uno de los primeros vídeos que vimos. Habíamos oído la caja Live, pero no teníamos una imagen visual de cómo era aquella locura, aparte de las pocas fotos que habíamos visto.

No teníamos un Bluray de estos de ahora en el que puedes tragarte todo un concierto. No había Youtube, ni teníamos acceso a los vídeos piratas tan facilmente como ahora gracias a Internet. De repente un día en la tele, por casualidad, veías aquel vídeo de esos tipos haciendo locuras ante un mar de gente, y te cambiaba la vida.

01F382B71F7CA39715E7CC5FE5D9C7D7
Fotograma del vídeo

¿Quiénes son estos tíos? ¿Cómo podría ver un concierto entero de estos tíos, y no solo unos trozos? ¿Cómo es posible que tanta gente mueva el brazo a la vez solo porque un pavo haga un gesto?

Hay quien dice que lo de los vídeos, igual que el estudio, nunca fue el palo fuerte de Bruce, sobre todo por estar todo demasiado analizado, demasiado pensado, demasiadas vueltas, demasiadas decisiones… pero este montaje, en la época en que lo vimos, era algo diferente.

Y más aún cuando comparabas con los demás vídeos que veías. No había nada que provocara la misma curiosidad.

Así que cuando vi en un escaparate un VHS llamado Anthology, que tenía vídeos de Springsteen, supe que tenía que ser mío. Me costó mucho conseguir el dinero, creo que fueron unas tres mil pesetas, pero mereció la pena.

Aquel VHS traía mucho más que Born To Run, y prácticamente le salía humo de todas las veces que lo vi de manera obsesiva, pero esa es otra historia.

La historia que me trae hoy aquí a escribir esto, es ese riff de guitarra, ese puente, ese solo desbocado, todo energía, sin apenas melodía, todo potencia, todo derroche, y ese progresión de acordes que van bajando para acabar en esa parada en la que todo el mundo aguanta la respiración hasta oir la estrofa final en la que parece que se va a acabar el mundo.

Ningún músico ha conseguido que tengas ganas de correr de manera tan épica, pero sobre la letra, también hay que decir que todo un equipo de los mejores publicistas, guionistas y escritores no habrían podido conseguir regalarnos las mejores frases de Born To Run.

We gotta get out while we’re young
‘cause tramps like us, baby we were born to run

– I wanna know if love is wild, girl I wanna know if love is real

Y por supuesto, ese final, con ese “Tramps like us“, que tanta gente se tatúa:

Someday girl, I don’t know when, we’re gonna get to that place, where we really want to go,
and we’ll walk in the sun, but till then tramps like us, baby we were born to run.

Otras canciones de este disco

Comentarios en Facebook:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.