Stolen Car

Stolen Car

Stolen Car es una de esas grandes canciones de aire depresivo pero a la vez hermosas, y siempre evocadoras y geniales. Una gran habilidad de Bruce como letrista, es contarte la historia, los hechos, y a la vez resumirte esa historia en una bonita metáfora.

Los hechos consisten en un matrimonio fallido, y la metáfora en esta ocasión es muy poderosa. Se trata de la imágen de un tipo conduciendo un coche robado, yendo a ninguna parte, esperando a ser cogido, y con miedo a desaparecer en la noche.

La versión de The River es muy difícil de hacer porque tiene un ambiente oscuro, mágico, irreproducible… En esta ocasión he hecho la versión del Tracks, que no le llega a la suela de los zapatos al original, pero también es una gran canción.

Otras canciones de este disco

Comentarios en Facebook:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.